16 de septiembre de 2007

Victorine Meurent, de modelo a acomodadora

Victorine Louise Meurent nació en París el 18 de febrero de 1844. Era la hija de un artesano grabador y es conocida por haber sido la modelo a la cual recurrió con más frecuencia Edouard Manet, aunque ella misma realizó algunos cuadros que expuso en el Salón de París, de los que -hasta el presente- sólo uno ha sido hallado y se exhibe en las colecciones del Museo de Colombes (Hautes de Seine) su comuna adoptiva.
Victorine comenzó a posar a la edad de dieciséis años para el academicista Thomas Couture, en cuyo taller la encontró Manet en 1862 cuando aún era un joven aprendiz de pintor. Manet subyugado por la belleza fresca y un poco insolente de Victorine la hizo prontamente su modelo preferida, especialmente para los desnudos.
Cuando presentó el cuadro "Olimpia" en el Salón de París de 1865, esperaba poder venderlo, pero el escándalo que provocó lo relegó a un lugar donde no lo veía casi nadie. El cuadro muestra a Victorine Meurent, tendida desnuda en un sofá mientras una sirvienta negra le ofrece un ramo de flores.
A la modelo tampoco le fue muy bien: pintora por derecho propio, posó nueve veces para Manet, y cuando Manet murió se quedó sin un peso. Se presentó a la viuda para solicitarle un préstamo que le había prometido el pintor, pero le fue rechazado. Más adelante, otros pintores (Henri Toulouse-Lautrec y Etienne Leroy), le prestaron el dinero para comprar un puesto de acomodadora en un teatro. Logró entrar en la Asociación de Artistas Franceses, que dos veces la becó. En 1906 vendió su puesto en el teatro y se retiró a vivir con otra ex-acomodadora en el suburbio parisino de Colombes. Murió el 17 de marzo de 1927, a los 83 años.