22 de diciembre de 2007

Rufianes, prostitutas y tahúres, los personajes de Francis Brett Harte

Francis Brett Harte nació en Albany, estado de Nue­va York, el 25 de agosto de 1836. Delicado de salud desde los seis hasta los diez años, pasaba largas horas leyendo en la biblioteca de su padre, un maestro de escuela, quien le fomentó este interés por la literatura. Su primer poema lo escribió cuando tenía once años, y fue publicado en el "New York Sunday Atlas".
Siendo muy joven, trabajó de pasante con un abo­gado y como empleado contable en una firma comercial. Ape­nas cumplidos los dieciséis años, viajó a California, donde trabajó de pintor, se hizo maestro de escuela y finalmente consiguió un empleo como secretario de la Subdivisión de la Casa de la Moneda de Estados Unidos en San Francisco, un cargo que ocuparía hasta 1870.
Por aquellos años comenzó también a publicar narracio­nes y poemas en varias revistas con el nombre de Bret Harte, teniendo como tema central el problema de las minorías indias, chinas y mejicanas que trabajaban en el tendido de las vías del ferrocarril y en particular la influencia que la civilización del hombre blanco estaba teniendo en el Lejano Oeste.
Hacia 1868, con la publicación de parodias de no­velas populares en "The Californian", consiguió una enorme fama local y fue nombrado director de una nueva re­vista, el "Overland Monthly". Pronto, su reputación se extendió rápidamente por todo el continente.
Así, se sucedieron las ediciones de "The outcasts of Poker Flat" (Los desterrados de Poker Flat, 1869), "Plain language from Truthful James" (El lenguaje claro de Truthful James, 1870), "The luck of Roaring Camp" (La suerte de Roaring Camp, 1870), "Mrs. Skaggs' husbands" (Los maridos de la señora Skaggs, 1873), "Tales of the Argonauts" (Cuentos de los Argonautas, 1875), "Tennessee's partner" (El socio de Tennessee, 1876), "Two men of Sandy Bar" (Los dos hombres del bar Sandy, 1876) y "The twins of Table Mountain" (Los hermanos de Table Mountain, 1879), por nombrar algunos, en los que describió de un modo muy personal la fascinante aventura de los buscadores de oro californianos en la segunda mitad del siglo XIX y la lucha por la supervivencia en las ciudades sin ley que florecieron durante aquellos años.


Buscavidas, hombres y mujeres de honor, rufianes, prostitutas, tahúres, tramposos: todos ellos conformaban el paisaje de aquel legendario Oeste norteamericano que Bret Harte supo ver y describir con un sentido de la ironía verdaderamente sobresaliente.
En 1878 aceptó un puesto de agente consular de Estados Unidos en Crefeld, Alemania, para -dos años más tarde- trasladarse a Glasgow, y eventualmente fijar su residencia en Londres, donde continuó escribiendo re­latos e historias, siendo muy bien recibido en los círcu­los literarios. Allí publicó, entre otros, "In the Carquinez Woods" (En los bosques de Carquinez, 1883), "On the frontier" (En la frontera, 1884), "The heritage of Dedlow Marsh" (El patrimonio de Dedlow Marsh, 1889) y "Colonel Starbottle's client" (El cliente del coronel Starbottle, 1892).


De las decenas de cuentos que escribió (en alrededor de cuarenta libros), sin dudas sobresale "Los desterrados de Poker Flat", que transcurre en un saloon iluminado con lámparas de kerosén, con prostitutas, mesas de juego y tahúres, un cuento que Borges definió como una patética obra maestra. El prestigioso escritor argentino lo leyó cuando era un chico de doce años y aseguraba "que me acompañará, bien lo sé, hasta el fin del camino: el blanco y negro naipe clavado por la firme navaja en el tronco del árbol monumental, sobre el cadáver de John Oakhurst, tahúr".
Francis Brett Harte murió de cáncer de garganta en Camberley, Inglaterra, el 6 de mayo de 1902.