12 de diciembre de 2008

Erle Stanley Gardner. La máquina de escribir

Erle Stanley Gardner nació el 17 de julio de 1889 en Malden, Massachusetts. Recibido de abogado en 1911, comenzó a trabajar en una corporación en Oxnard, California, donde debido a sus notables conocimientos de jurisprudencia ganó la mayoría de sus casos y obtuvo una gran reputación. Sin embargo, aburrido de su trabajo, en 1917 abandonó la abogacía y se dedicó a la venta de repuestos para autos. Cuatro años después, habiendo perdido el empleo, tuvo que retornar a su antigua profesión.
De esa época data su interés por los "pulps", aquellas populares revistas impresas en papel rústico y amarillento que florecieron en los Estados Unidos en los años 20 con una temática orientada hacia las historias policiales y la ciencia ficción. En busca de ingresos adicionales, pensó en dedicarse a escribir historias para alguna de ellas. Probó suerte en las más famosas: "Amazing Stories", "Black Mask", "Weird Tales" y "Breezy Stories", pero sólo esta última aceptó comprarle por quince dólares "Nellie's naughty nighty" (La travesura nocturna de Nelly) que fue publicada en el número de agosto de 1921. De todos modos, al desconocer las técnicas de la escritura profesional, en el transcurso de los siguientes dos años sus manuscritos fueron continuamente rechazados.
Mientras trabajaba como abogado, siguió escribiendo historias hasta que, luego de un rechazo inicial, "Black Mask" aceptó publicar a cambio de ciento sesenta dólares, "The shrieking skeleton" (El esqueleto chillón) en diciembre de 1923 bajo el seudónimo de Charles M. Green. Debido al relativo éxito obtenido, un editor de la revista le propuso que creara un personaje para una serie; de ese modo nació Ed Jenkins, uno de los varios que crearía, quien apareció por primera vez en "The phantom Crook" (El fantasma Crook) en enero de 1925. Este oscuro personaje, un clásico perdedor al margen del sistema, protagonizaría setenta y tres historias a lo largo de dieciocho años; su última aventura fue "The gong of vengeance" (El sonido de la venganza) en septiembre de 1943.
Entusiasmado ante la posibilidad de convertirse en escritor profesional, Gardner se dedicó al Derecho durante el día y a la escritura durante la noche, llegando a mantener un ritmo de cien mil palabras al mes. Utilizando varios seudónimos -Kyle Corning, A.A. Fair, Carleton Kendrake, Charles J. Kenny, Robert Parr y Les Tillray- sólo en 1926 vendió un millón de palabras repartidas en noventa y siete cuentos, entre ellos veintiséis para "Black Mask".
Dispuesto a ampliar su público lector, en 1929 Gardner escribió un par de novelas -"Reasonable doubt" (Una duda razonable) y "The silent verdict" (El veredicto silencioso)-, las que presentaban a dos eficaces abogados: Ed Starke y Sam Keene respectivamente. Ambas novelas fueron rechazadas por varias editoriales antes de ser publicadas recién en 1933. Cuando su agente literario le sugirió combinar las cualidades de ambos juristas y convertirlos en uno solo, Gardner creó el que sería su personaje más famoso: el abogado Perry Mason.
La publicación de "The case of the velvet claws" (El caso de las pinzas de terciopelo) le permitió al autor abandonar definitivamente la abogacía para dedicarse únicamente a la escritura. Bajo la fuerte influencia de "Black Mask" con su tradicional detective privado, el primer caso de Perry Mason presentaba a un abogado dispuesto a asumir cualquier riesgo por su cliente, acercándose a más a la línea que cultivaba Dashiell Hammett (1894-1961), por entonces el escritor estrella del estilo denominado "hard boiled".Cuando los estudios cinematográficos de Hollywood compraron la primera novela de Perry Mason, el escritor comenzó a ganar dinero y respetabilidad. Además, el "Saturday Evening Post" publicó en 1937 "The case of the Lame Canary" (El caso de Lame Canary) en forma de folletín, lo que aumentó notoriamente la fama tanto del autor como de su personaje. Compró un rancho en San Bernardino, al este de Los Angeles, que pronto se convirtió en su centro de operaciones. Allí no sólo escribía las historias de Perry Mason sino que también creó a otros personajes para serializar. Así nacieron Donald Lam y Bertha Cool, un dúo de dispares detectives que protagonizaron veintinueve novelas entre 1939 y 1970 escritas bajo el seudónimo de A.A. Fair; Doug Selby, un joven abogado de un pequeño condado que apareció en nueve novelas entre 1937 y 1949; y varios otros que no alcanzaron a desarrollarse más allá de una o dos novelas entre 1938 y 1950: el fiscal Terry Clane, el detective Gramps Wiggins, el sheriff rural Bill Eldon y el abogado Rob Trenton.
Mientras tanto, Perry Mason había alcanzado un notable éxito. Entre 1934 y 1940 se filmaron siete películas, la mayoría de ellas con Warren William (1894-1948) en el papel del abogado, y la cadena radiofónica CBS puso en el aire, a partir de 1943 y durante doce años, un programa semanal de media hora de duración con guiones del propio Gardner. La expansión lograda llevó al escritor a abandonar las revistas populares para dedicarse a viajar y a estudiar la naturaleza (lo que generó trece libros) y a profundizar sus estudios sobre legislación penal y criminal (escribió más de setenta y cinco artículos, desde medicina forense hasta sugerencias para una reforma penitenciaria).
A mediados de los años 50, la creciente popularidad de Perry Mason atrajo la atención de la televisión. Gardner negoció un acuerdo que le dio el control total de la serie, y él personalmente seleccionó al actor canadiense Raymond Burr (1917-1993) para encarnar a Perry Mason. "The Perry Mason Show" se emitió a partir de septiembre de 1957 hasta abril de 1966 con un total de doscientos setenta y un episodios. Luego, durante la temporada 1973/74, se emitieron quince episodios con el nombre de "The new adventures of Perry Mason", con Monte Markham (1935) como actor protagónico.
Gardner escribió un total de ochenta y dos novelas de Perry Mason, cinco de las cuales fueron publicadas póstumamente. La última fue "The case of the postponed murder" (El caso del asesinato postergado) editada en 1973. Tras su muerte se publicaron también ocho libros de relatos que había escrito en los tiempos de las "pulp magazines" y que habían sido desechados en su momento. En total, su obra asciende a más de setecientas narraciones, entre las que se incluyen ciento veintisiete novelas, producidas a un ritmo casi industrial y, por supuesto, de calidad muy variada.Cuando murió el 11 de marzo de 1970, Gardner era, según cuenta el historiador Russel Nye (1913-1993) en "The unembarrassed muse: the popular arts in América" (La musa desvergonzada: las artes populares en Norteamérica, 1970), "el más leído de todos los escritores de Norteamérica" y "el autor más traducido en el mundo". La primera novela de Perry Mason "ha vendido veintiocho millones de copias en sus primeros quince años. A mediados de los años 50, las novelas de Perry Mason se vendían a razón de veinte mil ejemplares por día. Desde entonces, las novelas de Gardner nunca han dejado de ser reimpresas".
Tras su fallecimiento, las cenizas de Erle Stanley Gardner fueron esparcidas por la Baja California. A lo largo de sus algo más de ochenta años de vida, trabajó como abogado profesional durante veintidós años, y fue criminólogo amateur, deportista, viajero, fotógrafo de la vida salvaje y explorador con un profundo conocimiento sobre geología, arqueología, ingeniería, astronomía, medicina forense, historia natural y zoología marina.